Aquaplaning: qué es y trucos para conducir seguros con lluvia

  • Extremando las precauciones y con un correcto mantenimiento, conducir seguros con lluvia nunca debería ser un problema. Especialmente sabiendo qué es el aquaplaning y cómo evitarlo.

5be067c70ee6944d5c349579-aquaplaning-y-lluvia-trucos-para-conducir-seguros.jpg
Apenas acaban de comenzar las tormentas de otoño y seguro que ya estás harto de los atascos matutinos. De una manera o de otra, la lluvia siempre trae consigo un aumento de éstos, bien por un aumento del uso del coche, bien por una mala conducción o bien por el aumento de los accidentes (especialmente por alcance).
Sin embargo, evitar todo esto es mucho más sencillo de lo que pueda parecer. Si llueve, aumenta las precauciones, pero circula con la seguridad que tendrías en un día soleado. Si sabemos cuáles son los peligros más evidentes y cómo afrontarlos, tenemos mucho ganado. Esto, junto a un buen mantenimiento, son claves si queremos evitar ser los causantes de otro retraso mañanero.
5be067370ce69433018b4744-aquaplaning-y-lluvia-trucos-para-conducir-seguros.jpg

Aumentar la distancia de seguridad reduce el efecto spray y el riesgo de alcance

CON AGUA, EXTREMA LAS PRECAUCIONES

Extremar las precauciones no significa estar más inseguro al volante, significa saber a qué nos enfrentamos y qué tenemos que hacer para evitar un disgusto. Por ello, en primer lugar, aumenta la distancia de seguridad, con ello disminuirás el efecto spray generado por el vehículo que te precede y tendrás más espacio para detener el vehículo, ya que hay que tener en cuenta que los neumáticos trabajan peor con agua y se aumenta la distancia de frenado.
En el mismo sentido, a la hora de circular hay otros detalles que parecen insignificantes pero que pueden ser la diferencia entre tener un accidente o llegar a tu destino como cualquier otro día. En primer lugar, evita las aceleraciones y los frenazos bruscos, circula con suavidad y no des volantazos, te permitirá mejorar la adherencia de tus neumáticos y anticipar las maniobras al resto de conductores.
Por último, ten en cuenta el peligro que suponen las líneas blancas pintadas en el suelo, tanto para ti como para las motos y las bicicletas. La pintura de las señales viales puede hacer patinar las ruedas con facilidad en un coche, imagina en una motocicleta o una bici, con sistemas de frenado menos eficientes. Por ello, evita frenar sobre ellas y aumenta la distancia de seguridad con estos vehículos en ciudad.
Además, no olvides encender las luces de cruce. Ver y hacerte visible es indispensable en nuestro día a día, pero mucho más cuando la lluvia hace acto de presencia.
5be067370ee694c85b3495b6-aquaplaning-y-lluvia-trucos-para-conducir-seguros.jpg

Es esencial saber actuar en caso de aquaplaning

AQUAPLANING, QUÉ HACER EN UNA SITUACIÓN CRÍTICA

Si aún no sabes qué es el aquaplaning es que nunca has sufrido aquaplaning. Te aseguramos que en el momento que tengas este problema vas a saber exactamente qué es lo que te ha pasado y los peligros que ello conlleva. A continuación, te explicamos qué es y cómo lo podemos evitar.
El aquaplaning se produce cuando los neumáticos que llevamos no son capaces de expulsar todo el agua que encuentran en la carretera y, por ello, se forma una capa de agua entre el neumático y el asfalto que nos hace “flotar” y nos convierte en auténticos pasajeros.
Lo más probable es que la situación se dé en un charco o en una balsa de agua, por lo que la prevención es esencial para evitar un accidente. Si ves que hay agua acumulada en la carretera, levanta el pie del acelerador, sujeta con firmeza el volante y no gires ni frenes. De esta manera facilitarás que el neumático vuelva a entrar en contacto con el asfalto y, así, recuperarás la adherencia.
Además, intenta aprovechar las marcas en el asfalto que deje el vehículo que circula por delante de ti, ya que en estas zonas habrá menos agua en la carretera (expulsada por los neumáticos del otro conductor) y las posibilidades de reducir aquaplaning se reducen sensiblemente.
5be067370de694ad69349415-aquaplaning-y-lluvia-trucos-para-conducir-seguros.jpg

Los neumáticos de invierno son una gran opción en las regiones frías y lluviosas

UN BUEN MANTENIMIENTO SIEMPRE ES SINÓNIMO DE SEGURIDAD

Y, además, sirve para cualquier estación del año. Si los componentes de tu coche se encuentran en buen estado, las posibilidades de tener un accidente se reducen en otoño. Pero también en invierno, primavera y verano.
Por ello, comprueba que todo lo relativo a los frenos (tanto las pastillas como el líquido de los mismos o los discos) se encuentren en perfecto estado. Recuerda que son claves para frenar con seguridad. Si hemos dicho que las luces son clave tanto para ti como para el resto de los conductores, revisa de manera periódica que no tengas luces fundidas o desequilibradas. Seguro que no tenemos que contarte lo molesto que es encontrarse con coches mal iluminados o que nos deslumbran. Y, además, vigila el desgaste de las escobillas de los parabrisas.
Por último, plantéate cambiar tus neumáticos de verano por unos de invierno. Los neumáticos de invierno mejoran las prestaciones de los de verano en zonas frías y húmedas, especialmente cuando las temperaturas bajan de los 7 grados, aunque se desgastan mucho antes si el calor del asfalto es excesivo para su uso.
Ten en cuenta que si vives en una zona fría o con lluvias habituales, los neumáticos de invierno se agarran mucho mejor al asfalto si éste está húmero y, además, no necesitas montar cadenas para circular sobre la nieve. No es necesario que los mantengas seis meses del año, con utilizarlos entre mediados de noviembre y la primera mitad de febrero puedes aumentar tu seguridad a bordo y amortizar el gasto utilizándolos durante varios años.
FUENTE: https://www.autopista.es/trucos-y-consejos/articulo/aquaplaning-y-lluvia-trucos-para-conducir-seguros

2018-11-13T19:25:34+00:00