Esta semana, previa a las fallas, 42 alumnos del colegio St. Lugardis de Merksem en Amberes visitan Valencia invitados por el Colegio Palma de Paterna que tiene un hermanamiento con dicha escuela belga. En mayo 42 alumnos valencianos les devolverán la visita. Conocer los hábitos, la mentalidad, la lengua y el espacio físico, económico, social y familiar de otros jóvenes, además de conseguir una actitud abierta, tolerante y responsable, es el objetivo básico de este programa. Mantener la amistad de estos chavales es, muchas veces, una magnífica consecuencia que se prolonga en el tiempo.

Esta semana, previa a las fallas, 42 alumnos del colegio St. Lugardis de Merksem en Amberes visitan Valencia invitados por el Colegio Palma de Paterna que tiene un hermanamiento con dicha escuela belga. En mayo 42 alumnos valencianos les devolverán la visita. Conocer los hábitos, la mentalidad, la lengua y el espacio físico, económico, social y familiar de otros jóvenes, además de conseguir una actitud abierta, tolerante y responsable, es el objetivo básico de este programa.  Mantener la amistad de estos chavales es, muchas veces, una magnífica consecuencia que se prolonga en el tiempo.

Esta semana, previa a las fallas, 42 alumnos del colegio St. Lugardis de Merksem en Amberes visitan Valencia invitados por el Colegio Palma de Paterna que tiene un hermanamiento con dicha escuela belga. En mayo 42 alumnos valencianos les devolverán la visita. Conocer los hábitos, la mentalidad, la lengua y el espacio físico, económico, social y familiar de otros jóvenes, además de conseguir una actitud abierta, tolerante y responsable, es el objetivo básico de este programa. Mantener la amistad de estos chavales es, muchas veces, una magnífica consecuencia que se prolonga en el tiempo.
El Colegio Palma, para que los 42 belgas conozcan bien otra cultura, ha organizado una semana en la que no faltará de nada: Degustación de paella, horchata y fartons; visita a la Albufera, la Ciudad de las Artes y las Ciencias, el Oceanográfic, el museo fallero, el centro histórico, las cuevas de San José y por supuesto, escuchar una mascletà.
Los 42 belgas estarán en casa de sus 42 “partners” valencianos, a los que habrán conocido por correo electrónico meses antes y que se habrán unido tras un test de gustos y preferencias para tratar de fomentar una amistad duradera que consiga, no sólo mantener fresca la práctica del idioma común, el inglés, sino también el intercambio cultural a largo plazo.
Los 42 valencianos en mayo conocerán no sólo Amberes, sino también la medieval y coqueta ciudad de Brujas, la capital, Bruselas, con su gran plaza y el Parlamento Europeo de Maastricht o las instituciones belgas. La visita a un antiguo campo de concentración nazi es de las más impactantes. Probarán, además de otras gastronomías locales típicas, los famosos mejillones acompañados de patatas fritas, tan populares en este país europeo como aquí la paella o los buñuelos con chocolate.
El colegio Palma de Paterna es concertado, cuenta este curso con 453 alumnos, y en los últimos años ha estado siempre en los primeros cinco puestos de notas más altas en la Selectividad. Además, colabora con organismos e instituciones de diverso índole como Ayuntamiento de Paterna, Unidad de Prevención de Drogodependencias, Universitat de Valencia, Universidad Politécnica, Universidad Francisco de Vitoria, EDEM (Programas Junior Achievement), CEU San Pablo, SPE, FUNDAR Solidaridad en el aula, Instituto de Criminología y Ciencias Penales de la Universitat de Valencia, BBVA (Valores de futuro: ahorros para todos) , Banco de Santander, Salud Pública, Hospital la Fe (Programa Integral de Tabaquismo), Fuerzas Armadas, Save the Children e Intermon Oxfam, entre otros.

2013-03-06T11:09:05+00:00